Esto significa que el código se ha escrito para convertir las instrucciones que se especifican en nuestro archivo https://bitcu.co/carrera-en-ti-bootcamp-de-programacion/ en algo que se pueda mostrar en pantalla. Veremos este proceso más en profundidad en el artículo Cómo funciona el CSS. Es inusual que todos los navegadores puedan implementar una misma característica al mismo tiempo, por lo que suele haber una brecha en la que se pueden usar algunas partes del CSS en algunos navegadores pero no en otros. Por este motivo, es útil poder verificar el estado de implementación. En cada una de las páginas de propiedades que hay en la MDN se puede ver el estado de la propiedad de interés, por lo que se puede saber si será posible utilizarla en un sitio web.

Para que el navegador no confunda este selector con los otros tipos de selectores, se prefija el valor del atributo class con un punto (.). Selecciona todos los elementos de la página cuya etiqueta HTML coincide con el valor del selector. El siguiente ejemplo selecciona todos los párrafos de la página. Siguiendo este fundamento resulta muy fácil para un diseñador web realizar cambios en la apariencia de una web sin afectar de manera dramática a su contenido. El contenido siempre será el mismo, solo cambia como aquello que podemos ver. CSS es fácil de entender y aprender, y nos da un potente control de cómo diseñar los documentos HTML.

Editores de CSS

Puedes pensar en la mayoría de los elementos HTML de tu página como cajas apiladas una sobre la otra. Para ello los preprocesadores extienden las características del lenguaje CSS, permitiendo uso de variables, funciones (mixins) diversas otras formas de acortar la escritura del código. También podemos relacionar los selectores con un espacio y entonces el significado cambia totalmente, ya que se estaría indicando que un elemento tiene que estar dentro de otro. En el código HTML colocamos el contenido, es decir, qué debe visualizarse, mientras que con CSS definimos la presentación, es decir, cómo debe visualizarse. Esto nos lleva a una serie de usos de CSS que debemos de respetar como buenas prácticas. CSS no tiene ningún sentido sin HTML, igual que a día de hoy HTML sin CSS también resultaría imposible, ya que la web ha evolucionado de tal forma que su aspecto es fundamental y el CSS es la única vía para conseguir personalizarlo.

Se puede utilizar para crear un diseño, como podría ser convertir una columna de texto en una composición (en-US) con un área de contenido principal y una barra lateral para información relacionada. Echa un vistazo a los enlaces de este párrafo para ver ejemplos específicos. Además CSS 1 había sido presentado con bastantes carencias, lo que hizo que se tuviera que presentar un nuevo estándar rápidamente. Así fue como sería liberado como recomendación CSS 2 pasado apenas un año, en 1998.

Así estaríamos indicando que queremos aplicar estilos sobre todos los párrafos y todas las divisiones con la clase “bloque”.

La ventaja de los frameworks basados en componentes es que te dan mucho trabajo de estilos ya prefabricados, con temas de diseño muy definidos. La aparición de CSS 3 sólo se materializó en el año 2014 con el movimiento de HTML 5. Vendría a aportar soluciones a la mayoría de las necesidades de los diseñadores y a permitir finalmente cubrir el objetivo principal del lenguaje, la separación del contenido de la presentación. Dado que HTML es un lenguaje de marcado (es decir, constituye la base de un sitio) y CSS enfatiza el estilo (toda la parte estética de un sitio web), van de la mano. En una lección anterior mencionamos que no todos los navegadores implementan las novedades de CSS en el mismo momento.

CSS

Los navegadores nuevos interpretarán la línea del ancho en píxeles, pero la anularán al llegar a la línea de calc() porque aparece después en la cascada. En el siguiente ejemplo hemos utilizado la ortografía británica para la propiedad color, que invalida la propiedad porque no la reconoce. Sin embargo, se han aplicado todos los demás estilos del CSS; solo se ha ignorado la línea que no es válida. Presentar un documento a un usuario significa convertirlo en un formulario que el público pueda utilizar.

color: black;

Las reglas de la estructura son bastante simples, así que no te preocupes. En resumen, con CSS no tienes que describir repetidamente cómo se ven los elementos individuales. Esto ahorra tiempo, hace el código más corto y menos propenso a errores. En lecciones posteriores veremos muchas más formas de cómo admitir navegadores diferentes.

Por supuesto, también tiene una buena parte de creatividad, pero la mayoría de las veces el diseño lo entregan previamente antes de desarrollar una web, por lo que en realidad lo que más requiere es un conocimiento técnico. Esto significa que puedes hacer todo el estilizado en un archivo separado y aplicar el bootcamp de programación a cualquier página que quieras. Antes de CSS, todo el estilo debía incluirse en el marcado HTML. Esto significa que había que describir por separado todos los fondos, los colores de fuente, las alineaciones, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *